A través del método pilates buscaremos reforzar la musculatura profunda y global, para conseguir un buen equilibrio muscular que permita mejorar la postura del cuerpo y minimizar posibles dolores creados por descompensaciones y debilidad muscular. Trabajaremos la fuerza, el control y el equilibrio a través de ejercicios coordinados con la respiración, elemento esencial para conectar con los abdominales profundos.