Los niñ@s necesitan experimentar, saltar, correr, tocar, girar, descubrir y tantas cosas más. El trabajo del cuerpo con el suelo, el espacio y los que nos rodean son elementos base para las clases de contemporáneo/ impro. Donde trabajamos la imaginación, coordinación, fuerza, libertad, contacto con otros etc…